Software Libre en Uruguay

Apoyo a la propuesta

Si el estado no brinda las garantías necesarias para que la inversión extranjera se asiente en un territorio, estas simplemente se alejarán, dejando a la deriva cualquier acción económica previamente realizada.

¿Por qué esto es importante en el ámbito de las tecnologías? En la actualidad puede representar un inversión insegura sí las tecnologías son restrictivas o privadas; por ejemplo, si Microsoft decide cambiar sus protocolos o incrementar sus precios de distribución, instalación o incluso certificación, esto supondría cambios en los costos que pueden ser innecesarios y tal vez ineficientes, y más aún si hablamos de sistemas informáticos usados por el estado.

Recordemos, que es el estado quien debe promover el uso de su infraestructura, misma que será usada de forma directa o indirecta por entidades comerciales, ya sean extranjeras o nacionales.

Cualquier ente que desee hacer uso de la información ofrecida por el estado debe apegarse a los protocolos privativos; lo que presupone un costo de implementación, tal vez incluso de entrenamiento y de integración entre su propia infraestructura y la del estado. Si el costo es considerado innecesario dicho ente no participará. Si es internacional las posibles inversiones de capital pueden anularse, si es nacional y considera innecesario participar, el nivel de competencia del país se verá afectado.

En el tema de investigación y desarrollo, entes internacionales o nacionales que están interesados en participar económicamente, pueden verse limitados si su espectro se ve reducido a un conjunto finito de tecnologías; que incluso pueden ser costosas, tanto desde el punto de vista de entrenamiento como de implementación.

Se ha discutido sobre la gratuidad de OpenSource, apelando que no es gratuito, pero algo que no se ha aclarado es que este es “gratuito como el lenguage” no “gratuito como una cerveza” (pueden referirse al documento de gnu), es decir, que puede ser usado como mejor se consideré, pero es necesario invertir tiempo en investigar y en implementar la solución escogida. Similar al lenguage: se puede hacer uso como se deseé pero requiere invertir tiempo para hacerlo correctamente.

El tiempo de investigación que se requiere en un inicio puede ser alto, igual o mayor que con soluciones privativas, esto se debe a que adquirir un nuevo know-how implica tiempo y dinero, pero dicha inversión tiene sus beneficios: gente capacitada para afrontar nuevos retos, una cultura de investigación que favorece no sólo al individuo, sino al estado y en última instancia al ente comercial.

Una vez adquirido y aplicado ese know-how existe una libertad de inter-relacionar tecnologías e infraestructuras que en última instancia promueven el intercambio de información y por lo tanto incrementan la valía del individuo, del estado y de las entidades comerciales relacionadas.

No olvidemos, que estamos en una era en que el poder económico se mide por la cantidad de información que crea, recibe y administra, en este caso particular, el estado. No es necesario ser un país con un poder económico elevado para acceder o promover el uso del Software Libre, lo que es necesario es que el país promueva la investigación y la libertad de acción sobre las tecnologías y la mejor forma de ejercer dicha libertad es con el uso del Software Libre. Un ejemplo a considerar es la utilización de github.com como plataforma para publicar las leyes de Alemania; es probable que haya requerido una inversión para transcribir los textos, para entrenar a la gente del estado sobre cómo usar la herramienta, pero los beneficios son claros: un país que puede ejercer la democracia en su más estricto sentido, donde las nuevas generaciones investigarán sobre como proponer un cambio de leyes, donde la inversión en educación aumentará y el conocimiento de cada individuo será parte del capital no-tangible que permitirá a Alemania mantenerse en el estatus de país avanzado.

Países como Uruguay, que se encuentran en el camino del desarrollo, deben arriesgarse económicamente para incentivar el uso de tecnologías que nacieron con la idea de aumentar el conocimiento de la humanidad y que conlleva, en tiempos en que el capital es la base fundamental de la sociedad, el beneficio de convertirse en un punto de interés económico por el know-how adquirido.

Un argumento extra, más cercano al campo técnico, es el disfrute que existe al descubrir, aprender e implementar nuevas soluciones, mejorar las ya existentes. La curva de aprendizaje en un inicio es dura pero una vez superada la barrera inicial, se puede apreciar el aumento en la eficiencia y la eficacia de realizar un trabajo; de mantener servidores estables, de construir aplicaciones seguras, de ofrecer al exterior nuevos conocimientos generados a partir de lo que se aprendió previamente. Estos beneficios individuales, deben tomarse en cuenta ya que la economía, la tecnología y el estado dependen de los individuos y son estos los que capitalizan el conocimiento del país.