desobediencia

Drama - 2018

un tratado a la intolerancia

El trailer de está película es provocador, diseñado para transmitir las dos fuerzas que se cruzan, y que siempre se han cruzado; por un lado la tradición, la familia, los valores cultivados por nuestros ancestros y transmitidos por nuestros padres con la demanda de ser cumplidos, mientras de la otra esquina, el cambio, el individuo, la ética cultivada por la experiencia con la misma demanda que su openente.

Deliberadamente obvié palabras como rebelde, patriarcales, absurdos u obsoletos porque traen consigo la carga de jucio moral a la que estamos acostumbrados todas las personas, y por eso mismo el trailer de Desobediencia es una brillante ejecución para atraer espectadores a partir de esas connotaciones morales detrás de eso que nos pasa a todos:

Sentir que no pertenecemos y no nos pertenecen esas tradiciones o sentir que sin ese legado y su constante apliación no tendría sentido nuestro existencia.

Más allá del trailer ...

... está una obra de arte, empezando por lo obvio, las actuaciones, son pulidas, son genuinas y la implicación de los personajes llega a ser sobrecogedora, la fotografía es precisa, cada escena está cuidada en sus enfoques, sus tonalidades, la narrativa de las tomas es congruente con cada fragmento de la historia contada.

Lo no tan obvio pero que hace, a mi parecer, que la película sea una pieza de arte es la letra fina detrás de la desobediencia que plantea. Si, la sexualidad y el taboo que representa una relación homosexual es el primer plano de la película pero atrás de eso encontramos los conflictos religiosos, la aceptación ciega a tradiciones y creencias que determinan nuestra moralidad y el como vamos a interpretar al otro. En un tercer plano está el eterno conflicto entre padres e hijos y todo esta envuelto en la lucha individual y social por determinar quien tiene la razón y por qué se debe obedecer.

Y ahí radica mi punto, la palabra desobediencia es usada por quienes demandan que el desobediente acate lo que se espera de si. Yo prefiero usar la palabra intolerancia.

nota: estoy hablando en un plano existencial y con la condición de que el desobediente es consciente y adulto en su proceder, llevar la contra porque si no es parte de lo aquí planteado