Augusto Barrera, alcalde de Quito

Y su famoso proyecto metropolitano

El alcalde Barrera no deja de motivar a la población para que abandone la mentalidad del subdesarrollo; para que sueñe con una capital moderna a la altura de cualquier otra. Pero ocurre que en las grandes capitales con las que él quiere identificar a Quito, los parques, cuando son nuevos, obedecen a un diseño, un concepto y una política de espacios públicos, no a un calendario de inauguración de obras. (RA)

Así cierra el artículo de “El Hoy” en una forma muy educada pero muy honesta de exponer la INEFICACIA y la INEFICIENCIA del alcalde de Quito.

No es la primera vez que sucede algo similar: el bulevar de la Carolina, el vaivén de la plaza de toros, las calles, la seguridad, los abusos de poder, etcétera, etcétera, etcétera. Pero a mi parecer lo que hizo con el aeropuerto es la expresión de mayor descaro que he podido conocer; actualmente no vivo en Quito, me mudé por varias razones, pero hasta hace un año iba contando poco más de 30 años en los que viví en esa maravillosa ciudad, vi como las cosas surreales que sucedían en la cotidianidad se fundían en mi imaginario, experimente la frustración de ver como una ciudad como Quito con el potencial que tenía vivía en la mediocridad y el abandonó (sazonada por la corrupción), eso fue hace casi 20 años, pero poco a poco un proceso de ordenamiento, de limpieza empezó a actuar en la ciudad, de pronto todos se sentían orgullosos de ser Quiteños, de tener una ciudad que daba orgullo presentarla al mundo, hasta que el Sr. Barrera asumió el cargo, a mi parecer, repito: en mi humilde opinión, la ciudad de Quito ha decaído a tal punto, se ha corrompido a tal nivel, que cuando me entero de las cosas que están pasando en mi ciudad lo único que pasa por mi cabeza son la tristeza de saber que cuando vuelva, esa ciudad va a ser una sombra ruinosa de lo que yo amé y la triste confirmación que fue bueno salir de ahí antes que pierda la cabeza.

Sr. Barrera revise con ojos críticos su gestión, pregúntese como se sentiría si viera la ciudad que usted esta construyendo en manos de otro alcalde. No se sentiría fastidiado y estafado de saber que sus impuestos son mal utilizados?