Para evitar que un animal continúe por el sendero trazado por sus instintos naturales, es necesario por lo menos tirarle algo duro a la cabeza. Para obtener el mismo resultado con un hombre sólo es necesario conversar con él.

Friederich Nietzche